Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

"Groucho y yo" y "Camas"

Imagen
Recientemente he leído un par de libros de Marx. Ojo, me refiero a Groucho Marx, no a Karl (aunque conseguí colarle la broma a uno por WhatsApp, era una oportunidad muy buena).

Y concretamente el primero fue Groucho y yo, una autobiografía del comediante. Una lectura divertida se mire por donde se mire.

Si bien es cierto que los orígenes de este hombre fueron más bien humildes, su forma de expresarse con respecto a aquella época, pasando por sus primeros pinos en el teatro, hasta la caída de la bolsa, o el éxito de su trabajo en Broadway, provocan más de una carcajada.

De ahí que nos encontremos pasajes divertidos, como con uno de sus primeros amores de infancia. Un problema con el dinero hizo que enviara a su cita a casa a pie en medio de una tormenta volviendo él en tranvía, haciendo notar lo curioso que después de ese día no le volviera a dirigir la palabra.

Podría enumerar unos cuantos pasajes más, pero es imposible resumirlo en condiciones provocando el mismo efecto de las palab…